lunes, 27 de junio de 2011

La necesaria transformación del modelo educativo

Uno de mis temas favoritos es el de la innovación en el mundo educativo. Pero no una innovación parcial basada en el cambio de las herramientas (pizarra digital, portátiles, etc) sino como revolución del modelo de forma radical.


En los últimos años se han dado tímidos pasos en la buena dirección. Lo que no tenía sentido era, a día de hoy, seguir utilizando las mismas herramientas que hace un buen puñado de siglos. Cuando ya parecía una batalla perdida, las pizarras digitales y otros aparatos tecnológicos han empezado a aparecer en las aulas.

Siempre tendré presente que mi generación ha sido de las últimas formadas sin ningún tipo de tecnología. Yo prácticamente nací con uno de esos ordenadores de 8 bits, ya piezas de museo, bajo el brazo pero siempre formó parte de mi vida privada, algo que hacía una vez terminaba las clases y volvía a casa. Ya en aquella época (década de los 80) veía el gran potencial de esas máquinas para aprender y no entendía por qué no se aplicaban al día a día de la enseñanza. Si en aquel momento un niño normal y corriente no se explicaba ésto, imaginad lo que deben sentir al sacar su cuaderno de papel los niños de hoy, conectados permanentemente, usuarios avanzados de las nuevas tecnologías y en constante estímulo visual y sonoro.


Utilizar informática en las aulas es adecuado y necesario pero la revolución ha de ir más allá. Los contenidos didácticos tienen que reinventarse llenándose de video interactivo, tests transparentes que se adapten en tiempo real al alumno en cuanto a capacidad, conocimiento e interés. Se tienen que formar aulas y grupos en base a capacitaciones y objetivos colaborativos. Se ha de formar a un alumno según sus cualidades, gustos e intereses. Y por supuesto materias como por ejemplo matemáticas, filosofía o historia han de verse, sentirse y hasta olerse.


No tiene sentido seguir utilizando un modelo educativo que se hizo para crear buenos obreros. Las herramientas de las que ya disponemos tienen un potencial increíble. La innovación empieza en la escuela. Si queremos tener una generación futura de innovadores y emprendedores, la enseñanza tiene que cambiar y tiene que hacerlo ahora.


En una ocasión, viendo el programa REDES, Eduard Punset entrevistaba a Ken Robinson. Me llamó la atención cómo este hombre soltaba idea tras idea, argumento tras argumento, a cada cual más brillante que el anterior. Su visión del futuro me dejó asombrado. Ken Robinson es un auténtico visionario.  Ahora han publicado un video donde se escucha su voz mientras se ilustran sus palabras. Está subtitulado y es totalmente recomendable:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada